¿Podemos ingerir Aloe Vera?


El aloe vera es muy conocido por sus propiedades calmantes y regenerativas, que podemos encontrar como activo en cremas, en forma de gel, en mascarillas, jabones… pero nunca antes habíamos escuchado sus beneficios de ingerirla directamente de la planta, ni sabíamos que esto lo toleraría nuestro organismo.
Todos podemos tener una planta de aloe vera en nuestra casa, ya que es muy fácil de mantenerla y no necesita casi cuidados.

Beneficios


El gel de la planta de aloe vera aporta a nuestro organismo muchas vitaminas y minerales que son muy beneficiosos para nuestro cuerpo, entre las que se encuentra las vitaminas A,C,E,B1, B2, B3, B6, B12 y acido fólico. Y minerales como calcio, zinc, cromo, selenio, hierro, cobre, magnesio, entre otros.

Aloe Vera
Contiene 22 aminoácidos que son los encargados de que nuestro cuerpo asimile las proteínas y ácidos grasos, 3 esteroles vegetales que nos ayudan a reducir la grasa en sangre.
Nos aporta adaptógenos, que ayudan a generar más defensas y a prevenir más enfermedades, y ayuda hacer frente a situaciones generadoras de estrés.
Mejora la digestión, regula el tracto digestivo y es un alcalinizador, por lo que mantiene el equilibrio de lo que comemos para mantenernos saludables.
En la piel, calma, hidrata y regenera en caso de quemaduras, heridas o psoriasis.
Esto son sólo algunas de sus propiedades, podemos usar un poco del gel de la planta echándolo en zumos.

Precauciones


No ingerir estando embarazadas, en lactancia, ni si estás tomando corticoides.