La micropigmentación en areolas es la etapa final de la reconstrucción mamaria. El papel de la esteticista o personal auxiliar es fundamental en esta fase y debe en colaboración con la paciente buscar el color y tamaño adecuado de la areola. Si solo hay que micropigmentar una areola se intenta que tenga color y tamaño similar a la areola natural.

En casos de aumento o reducción de pecho es necesario pigmentar las cicatrices para que tengan un color similar al del tejido que las rodea, que han quedado blancas con el tiempo y contrastan con el color de la areola.