Toma nota de los cuidados antes y después de una micropigmentación para una buena cicatrización y durabilidad.

Antes de la micropigmentación:

No comer marisco dos o tres días antes, ya que puede facilitar la aparición de una alergia.

No tomar bebidas con cafeína ni excitantes 24h antes del tratamiento, como café, té, Coca-Cola…
No tomar ningún vasodilatador como alcohol o aspirina. Para evitar mayor sangrado.
Es recomendable que el cliente haya comido antes de la sesión. Para que esté más relajado.
No es aconsejable realizar la sesión un día antes del periodo por que podemos notar más molestia.


 

Cuidados después de la sesión:

– Evitar totalmente el sol y los rayos U.V.A en la zona durante el primer mes para evitar alteraciones en el pigmento.
– Al mes si se desea tomar el sol, proteger con una pantalla total está zona.

– No frotar ni rascar la zona.

Mantenerla lo más seca posible.

Aplicar frío la primera noche del día de la sesión en la zona, sin poner el hielo directamente.

– Por la mañana limpiar la zona con suero, sin frotar.

Aplicar varias veces al día, durante una semana la crema recomendada.

No maquillar la zona durante una semana.

Si aparece alguna calentura o algún tipo de complicación consultar con la profesional, sabrá cómo actuar.

No aplicar ningún tipo de cosmético sin autorización del especialista.

– No comer marisco dos o tres días después.

Si nos hacemos tratamientos de ácidos, láser, radiofrecuencia… no hacerlos sobre la zona micropigmentada, pueden producir alteraciones en el color o desvanecimiento del mismo.


 

Proceso de cicatrizacion

Siempre que realizamos una micropigmentación tenemos que explicarle al cliente por el proceso que va a pasar para que no se asusten. Y si es posible dárselo por escrito.

– Saldrá una costra y oscurecerá la zona.

– Ésta se caerá a la semana y nos quedará un color más claro.

– El color irá aumentando hasta el mes que se estabiliza.

– Si es necesario se realiza un retoque a los dos meses.