La micropigmentación en cejas es ideal para las personas que por la edad se han quedado sin cejas o tienen muy pocas sin duda es una buena opción y la más natural y cómoda. Y también para retocar, corregir y rellenar en otros casos.

Pelo a pelo: esta técnica es la que da naturalidad a las cejas poco o nada pobladas, se micropigmenta una ceja pelo a pelo, es decir se dibujan los pelos en la dirección correcta para que parezcan reales. Incluso, dependiendo del color del pelo de la persona para que parezcan más reales aún se pueden hacer bicolor, y mezclar pelitos en dos tonos parecidos.

Fundido: para personas que quieren dar más espesor a la ceja o rellenar algún hueco se hace un fundido que consiste en dejar como una sombra del tono de la ceja.

Efectos de iluminación: en esta zona también es importante